Mitología Mesopotámica

Etiquetas:

Temática » Mitología » Mesopotámica

Publicado el 27/Jun/2011

Por ΨGerΨ: 

Hola. 
He estado investigando algo acerca de la mitología de la región de Mesopotamia. Como sabemos, es difícil restringir ésta a un sólo nombre o definición ya que se refiere a varios pueblos y épocas en las que historias y personajes se entremezclan de diversas maneras. Es por eso que resulta un tanto mas sencillo referirnos a ella utilizando la toponimia de la región a la que nos vamos a abocar. Poco a poco iré colocando la información de acuerdo a cierto orden: creación, organización, épica, etc. para al final abordar el estudio de las deidades individuales.



Introducción


La mitología caldea, también llamada mitología mesopotámica, es el nombre colectivo dado a las mitologías sumeria, asiria y babilónica, aunque Caldea no comprende todo el territorio que fue habitado por estas civilizaciones. Al hablar de Mesopotamia estamos haciendo referencia a un espacio geográfico y no necesariamente cultural, pues la realidad de Mesopotamia es la realidad de varios pueblos: los sumerios y los acadios, título bajo el que englobaremos las poblaciones acadias, babilonias, casetas y asirias, esta diversidad cultural unida al hecho de que nos referimos a un periodo de tiempo muy dilatado (estamos hablando de más de 3000 años) provoca confusiones en cuanto a los dioses que modifican sus parentescos y posición muy a menudo en las fuentes, siendo adoptados unos dioses y relegados otros, al tiempo que otros son asimilados y fundidos en uno solo. Ejemplos de esto son Marduk, Enlil y Anu que ocuparon en distintas épocas la cima del panteón mitológico, también Ishtar o Innana se describe como hija de Sin o de Anu añadiéndosele la función de diosa guerrera cuando se la describía como hija de Sin. Por lo tanto, su jerarquía también es modificada, de forma que se sitúa como dios superior a uno u otro según que ciudad o imperio posea la hegemonía. Acrecentado esto por el hecho de que cada ciudad tenia un dios protector, al que se adoraba con prioridad en esa ciudad, y por lo tanto convertía a la mitología también en un elemento político de gran importancia y en consecuencia bastante mutable. De esta manera aparecen los mismos dioses con distintos nombres y en ocasiones con algunos atributos modificados o añadidos.

La mitología de los pueblos de Mesopotamia es probablemente una de las más interesante a la vez que desconocida de la historia de la humanidad. Es muy complicado realizar un análisis exhaustivo de todos los mitos y leyendas que rodean la rica historia de este rincón del planeta, por lo que a continuación se ofrece solamente una pequeña guía de los dioses y diosas más importantes del panteón mesopotámico que nos servirán para entender mejor la relación de estos pueblos con el cosmos.
Ante todo, hay que tener en cuenta que, al igual que la mayor parte de mitologías, la mesopotámica no es un cuerpo sólido de personajes bien establecidos: el papel de cada dios cambió mucho a lo largo de la historia. Incluso en un mismo periodo de tiempo, una misma divinidad podía ser adorada en una ciudad-estado, y sin embargo ser casi desconocida en otra. Los dioses seguían la suerte de los reinos y ciudades en los que eran adorados: así, cuando Babilonia se convirtió en el reino más poderoso, también su dios principal, Marduk, se transformó en el dios principal, pese a que hasta entonces había sido una divinidad irrelevante. Igualmente cambiantes son las relaciones de parentesco entre dioses. 


Marduk 


Pero por encima de todo, la principal referencia de la mitología mesopotámica es la división entre divinidades sumerias y semitas. Efectivamente, los dioses sumerios fueron adaptados posteriormente por los pueblos semitas (acadios primero, babilonios, asirios, arameos y caldeos posteriormente) que fueron llegando a la región, añadiendo éstos personajes propios al acervo mitológico de la zona. Esto explica por qué podemos encontrar dos grupos claramente definidos de dioses principales a lo largo de la historia. Por un lado tenemos la "Tríada Sumeria", formada por An, Enlil y Enki, dioses ctónicos sumerios, y por otro lado, la "Tríada Semita" de dioses astrales compuesta por Sin, Ishtar y Shamash (Luna, Venus y Sol). Además hay que añadir dioses ajenos a la tradición sumeria y semita, como las diversas diosas madres (especialmente la diosa Shala) o dioses de la fertilidad y los elementos (Dagan, Adad, etc.). En la época Cassita, se harían populares los Kudurrus y sus símbolos de los distintos dioses.

An / Enlil / Enki

Sin / Ishtar / Shamash


Características de los Mitos sumerios y acadios:
Los sumerios practicaron una religión politeísta, con dioses antropomórficos que representaban fuerzas o presencias en el mundo, tal y como lo haría más adelante la civilización griega. En sus creencias establecen que los dioses originalmente crearon a los seres humanos para que estos les fungieran como sus sirvientes, pero los liberaron cuando estos fueron demasiados. En la mitología sumeria, aunque aparecen mitos de carácter universal como el famoso y trascendente mito del Diluvio, tienen por norma general un carácter más local y restringido en donde se centra mucho la atención en aunar la cosmología local con la política de la ciudad−estado. La mitología acadia posterior supo recoger estos mitos sumerios sistematizándolos y aún exportándolos fuera de su ámbito geográfico, además de mantener su interés durante prolongados periodos de tiempo. En la mitología acadia se mantendrán por tanto los temas de la tradición anterior pero los dioses se ven sometidos a una mayor abstracción y quedan instalados en un único panteón menos difuso con tendencias centralizadoras y casi monoteístas en torno a Marduk. 
Los textos mitológicos sumerios pueden clasificarse en seis apartados conforme a su contenido temático: 
• Los cosmogónicos o mitos sobre los orígenes en donde se muestra con claridad la imagen de una raza superior, divina, a partir de la cual se origina y organiza todo lo existente.
• Los llamados mitos de organización, en los que se describe como el cosmos se va estructurando orgánicamente.
• Un tercer apartado en el que juega un papel importante la diosa Inanna (la Ishtar acadia) y es el que habla de las relaciones entre dioses y hombre, los llamados mitos de contacto divino y humano.
• Los mitos heroicos también son importantes, esta literatura épica se centró en torno a las figuras de héroes como: Enmerkar, Lugalbanda y especialmente Gilgamesh, el héroe de mayor relevancia sin duda en el mundo mesopotámico.
• Otro apartado lo compondrían las narraciones con su centro de interés en el más allá o mitos de ultratumba, que mostraban los infiernos como un lugar sombrío al que deben acudir sin remisión todos los mortales, pues el cielo estaba reservado a los dioses.
• El sexto grupo de la clasificación lo formarían mitos de carácter variado y difícil clasificación, son ejemplos de esto mitos de difícil ubicación argumental como La Destrucción de Kur, que narra la lucha con un dragón o El Matrimonio de Martu en torno a un dios con ese nombre perteneciente a unos pueblos semitas al oeste de Mesopotamia. 
La clasificación de los textos mitológicos acadios divide estos en siete grandes bloques, también basándose en su contenido temático:
• El primer grupo, al igual que en los mitos sumerios, es el de los mitos de la creación. 
• El bloque temático denominado de lucha y victoria, en la cual en un combate desigual resulta victoriosa la parte más débil, pero superior por cualidades divinas. 
• Podemos clasificar un tercer bloque bajo el título de mitos de destrucción y salvación destacando tres narraciones mitopoéticas una de ellas, la del Diluvio Universal, de temática sumeria, las otras dos son el mito de Atrahasis (que también se refiere al Diluvio) y el poema de Erra que destruye y asola Babilonia. 
• El cuarto apartado es el constituido por los mitos de ultratumba, en ellos se ocupan del mundo inferior y el problema de la búsqueda de la inmortalidad. 
• Como innovación acadia aparecen los mitos de ascensión en los que un personaje sube al cielo para conseguir un don de los dioses. 
• Existen una serie de Mitos de Exaltación en los que se elevan y exaltan dioses y se mitifican reyes concretos. 
• El séptimo y último grupo es el referente a seres fantásticos donde se podrían incluir mitos como el de Enlil y el dragón Labbu o Los siete utukku malignos. 
Hay que tener en cuenta que los mitos mesopotámicos, son los primeros de los que se conserva constancia histórica, esto transforma los mitos sumerios y su posterior adopción por los pueblos acadios en los primeros mitos de la civilización sedentaria y por tanto es inevitable que sienten precedente para mitos y creencias posteriores incluso menospreciando esta influencia, la mitología de Mesopotamia es importante pues es el primer sistema complejo, del que tenemos constancia, elaborado por el ser humano para dar respuesta a preguntas fundamentales sobre los orígenes, la existencia, la vida, la muerte y lo que viene después, el propósito del ser humano, así como a otros fenómenos menos metafísicos como las fuerzas tangibles de la naturaleza: truenos, inundaciones, tormentas, etc. Muchas historias en la religión sumeria aparecen homólogas a las historias en otras religiones del Medio Oriente. Por ejemplo, el relato bíblico de la creación del hombre, así como la narrativa de la inundación universal y el arca de Noé se asemeja mucho a los historias sumerias. Los dioses sumerios tienen representaciones distintamente similares en religiones acadias, cananitas y de otras culturas. Algunas de las historias y deidades también tienen sus paralelos griegos; por ejemplo, el descenso de Inanna en el inframundo se asemeja a la historia de Perséfone. 

Enki y Ninmah


El mito de Enki y Ninmah, es un antiguo relato épico de la creación humana, esta misma era vista como un verdadero arte de expertos, por los sumerios. En este relato, Enki, patrón y maestro, urgido por su madre Nammu, y con su ayuda y ayuda de Ninmah, crea a los humanos. Para festejar esto, se celebra un banquete en el que se bebe mucha cerveza, y Ninmah desafía a Enki, en una competencia de creación.
En aquellos tiempos, los días en que el cielo y la tierra fueron creados. En aquellas noches, de los años en que los destinos fueron determinados, cuando los dioses Anunna nacieron. Cuando las diosas fueron tomadas en matrimonio, quedaron embarazadas y dieron a luz. Cuando, los dioses superiores obligaron a los dioses inferiores a trabajar por el alimento, a cavar zanjar y dragar canales. Los dioses superiores supervisaban, mientras los inferiores llevaban la peor parte, y comenzaron a quejarse de la vidaque les tocaba. Ante la rebelión, las cosas se debían hacer con cierta rapidez, y Nammu, madre de Enki y de los dioses mayores, queria que la solución se encontrara lo antes posible, para lo que fue a ver a Enki y lo sacó de su cama, para que se ponga manos a la obra.
En aquel tiempo, el de gran sabiduría, el creador de todos los dioses mayores, Enki descansa sobre su cama, sin despertar , en el profundo “Engur”, en el agua que fluye, en el interior del lugar que ningún otro dios conoce. Los dioses dijeron, lamentando: ¡"él es la causa de la lamentación!" Namma, la madre primigenia que dio a luz a los dioses mayores, tomó las lágrimas de los dioses para quien sigue durmiendo, para quien no despertó de su cama, su hijo: ¿"usted realmente está allí dormido, y no despertó? ¡Los dioses, sus creaturas, rompen su ¿.......? Mi hijo, despierte de su cama! ¡Por favor aplique la habilidad que deriva de su sabiduría y cree un substituto de los dioses para que ellos puedan ser liberados de su duro trabajo!" 
Enki se va a su habitación de reflexión el Alankug (su oficina), y decide crear a los humanos pero va a requerir que su madre amase arcilla de la cima del Apsu. Que tome a Ninmah, como su asistente. Que forme a las diosas de nacimiento con cuidado según su diseño y deje Ninimma, Shuzi-ana la señora que vierte el aliento del nombre verdadero, Ninmada la señora que sostiene a su niño cerca de ella, Ninbarag la señora de la plataforma de nacimiento, Ninmug, y Ninguna que estén ahi mientras dan a luz. "Después de que usted ha decretado su destino, deje a mi esposa Ninhursag (Ninmah), imponerle el trabajo de los dioses."'
Al oír las palabras de su madre, Namma, Enki se elevó por encima de su cama. En Hal-an-kug, habitación para reflexionar. El sabio e inteligente, el prudente...... de habilidades, el moldeador del diseño de todo, que trajo a la vida diosas del nacimiento. Enki extendió la mano su brazo sobre ellos y le prestaron atención. Enki, el moldeador de diseños, luego de haber considerado el asunto, dijo a su madre Namma: "mi madre, la creatura que usted planeó realmente nacerá. Impóngales el trabajo de llevar cestas. Usted debería amasar arcilla de la cima del abzu; las diosas del nacimiento (?) pellizcarán la arcilla y usted traerá la forma a la existencia. Deje que Ninmah sea su asistente, y deje a Ninimma, Cu-zi-ana, Ninmada, Ninbarag, Ninmug...... y Ninguna estar cuando usted de a luz. Mi madre, después de que usted haya decretado su destino, deje a Ninmah imponerles el trabajo de llevar cestas." 
Obviamente, luego que Enki solucionara los problemas creando un humano, que aliviara la carga, la alegría era realmente desbordante en los dioses mayores, que decidieron festejar celebrando un banquete. Estaban vestidos de gala "principesca" y comieron la delicada caña y pan. An, Enlil, y el Señor Nudimmud, asaron a niños santos. Todos los dioses mayores le elogiaron: ¿"O señor de amplio entendimiento, quien es tan sabio como usted? ¿Enki, el gran señor, quien puede igualar sus acciones? Como un padre corpóreo, usted es el que tiene el ME que decide los destinos , de hecho usted es el ME". Se bebió mucha cerveza en la celebración, y entre trago y trago, Ninmah desafió a Enki en una competencia de creación.
Enki y Ninmah bebieron cerveza, sus corazones se pusieron eufóricos, y luego Ninmah dijo a Enki: "el cuerpo del Hombre puede ser bueno o malo y si hago un destino bueno o malo depende de mi voluntad" Enki contestó a Ninmah: "Balancearé cualquier destino - bueno o malo - usted pasa de decidir". 
Ninmah, crea seis humanos con serias deficiencias, pero Enki, logra equilibrar sus falencias encontrandoles un destino que garantizara su pan de cada día. Ninmah ya cansada de que Enki pudiera balancear los destinos, tira la arcilla al suelo. En ese momento, Enki, dice a Nimah, que él va a crear una forma y ahora es ella quien decretará su destino.
Ninmah tomó arcilla de la cima del abzu en su mano, formó de ello primero a un hombre que no podía doblar sus manos, estaban estiradas hacia fuera y eran débiles. Enki miro al hombre que no podía doblar sus manos, y que estaban estiradas hacia fuera y eran débiles, y decretó su destino: él lo designó como un criado del rey. 
Segundo, ella formó uno que se volvió, hacia la luz, un hombre con los ojos constantemente abiertos. Enki miró al que se volvió hacia la luz, el hombre con ojos constantemente abiertos, y decretó su destino asignándole las artes musicales, haciéndolo jefe, en la presencia del rey. 
Tercero, ella formó uno con ambos pies rotos, con los pies paralizados. Enki miró al de los pies rotos, al de los pies paralizados y para él hubo un trabajo de platero, ( o quizás, Ella formó un tercero, nacido como un idiota. Enki miró a éste, al nacido como idiota, y decretó su destino: él lo designó como un criado del rey.) 
Cuarto, ella formó uno que no podía retener su orina. Enki miró al que no podía contener su orina y le bañó en agua encantada y expulsó al demonio Namtar de su cuerpo. 
En quinto lugar, ella formó a una mujer que no podía dar a luz. Enki miró a la mujer que no podía dar a luz, y decretó su destino: él le hizo pertenecer a la casa de la reina. (o quizás...... como una tejedora le formó, para pertenecer a la casa de la reina.) 
En sexto lugar, ella formó uno que no tenía ni pene, ni vagina en su cuerpo. Enki miró al sin pene, y sin vagina en su cuerpo y le dio el nombre de "Nibru el eunuco", y decretó su destino para poder estar de pie antes que el rey. 
Ninmah, frustrada tiro al piso, la arcilla que había pellizcado - y se hizo un gran silencio. El gran Señor Enki dijo a Ninmah: "he decretado los destinos de sus creaturas y les he dado su pan de cada día. ¡Venga, ahora voy modelar a alguien para usted, y usted debe decretar el destino del recién nacido!" 
Llega el turno a Enki de crear, y dijó a Ninmah:
"vierta el semen eyaculado en la matriz de una mujer, y la mujer dará a luz al semen en su matriz". 
Al recién nacido le llamaron Umul, pero este tenia muchas aflicciones en diversas partes del cuerpo. Enki dice:
"para sus creaturas he decretado un destino, les he dado su pan de cada día. Ahora, usted debería decretar un destino para mi creatura, darle su pan de cada día también." 
Ninmah, miró a Umul, le dio una vuelta alrededor, le hizo unas preguntas pero él no podía contestar. Le ofreció comida pero él éra incapaz de extender sus brazos y manos, no podía pararse ni sentarse, no se podía sostener a si mismo. Entonces, Nimah dijó:
"El hombre, él que usted ha formado no está ni vivo, ni muerto. Él no puede sostenerse." 
Finalmente Ninmah no puede decretar un destino para Umul. Enki dice,
"He decretado un destino para cada uno de los humanos que Ud creó, y les he garantizado el pan de cada día. Mi hermana....". (lineas fragmentadas). 
Continúa la respuesta de Ninmah empezando con algunas lineas fragmentadas, y luego sigue
"Usted (?) entró ......., mire, usted no vive en el cielo, usted no vive en la tierra, usted no sale a ver el país (su tiera natal). Donde usted no mora, pero donde mi casa fue construida, sus palabras no pueden ser oídas. Donde usted no vive, pero donde mi ciudad se construyó, yo misma me hago callar (?) . Mi ciudad está arruinada, mi casa está destruida, mi niño ha sido tomado cautivo. Soy una fugitiva que ha tenido que dejar el E-kur, nisiquiera yo misma, podría escapar de su mano." 
Enki,
¿"Quién podría cambiar las palabras que salieron su boca? Saque a Umul de su regazo ....... Ninmah, deje que su trabajo exista ......, usted ...... para mí, lo que es imperfecto; ¿quién puede oponerse (?) esto? ¡El hombre que modelé ...... después que usted ......, dejelo rezar! ¡Deje hoy, que mi pene sea elogiado, y que su sabiduría sea confirmada (?)! Pueden Enkum y Ninkum ...... proclamar su gloria ....... mi Hermana, la fuerza heroica ....... la canción ...... la escritura (?) ....... los dioses que oyeron ...... deje que Umul construya (?) mi casa ....... " 
El relato finaliza con la siguiente frase:
Ninmah, no puede rivalizar con el Gran Señor Enki. ¡Padre Enki, sus plegarias son dulces! 

Atrahasis/Utnapishtim

Atrahasis, Atar-hasis, incluso Atram-hasis, es un termino acadio que da nombre a un manuscrito firmado y datado por un copista llamado Kasap-aya en tiempos de Ammi-saduqa que reinó desde 1646 hasta 1626 AC. Es un extenso poema que abarca desde el Origen a la creación del hombre, comprendiendo la narración del Diluvio entre otras.
Atrahasis es también conocido como Utnapishtim (para los babilonios) o Ziusudra (para los acadios), siendo el protagonista del poema que lleva el nombre "Atrahasis". En algún texto es mencionado como "hijo de Ubartutu o Ubara-Tutukin", pero por otras fuentes se podría conjeturar que es su abuelo. En otro libro "SU-KUR-LAM", es traducido "Suruppak", similar al nombre de la ciudad, Sukurlam, aparece como padre de Ziusudra "Ziusudra sucedió a su padre Sukurlam, como rey de Shuruppak". En otro texto, Utnapishtim escribe a su hijo Ziusudra, y también se refiere a él como "hijo de Ubartutu". Por lo tanto no está claro si Ziusudra era él mismo, su hijo o su hermano (en el caso que hayan sido ambos hijos de Ubartutu). 
El relato empieza mucho antes de que este entre en escena, y antes de que el hombre fuera pensado y creado, así fue, que los dioses menores tenían que drenar los canales, cavar zanjas y hacer todo el trabajo pesado. Los dioses tuvieron que drenar los ríos y limpiar los canales, 
y las fronteras de la vida de la tierra, los dioses drenaron el lecho del Tigris y luego ellos drenaron el Eufrates. 
Después de 3600 años de este trabajo, los dioses finalmente comienzan a quejarse. Ellos deciden declararse en huelga, quemando sus instrumentos de trabajo y rodeando "la vivienda del dios principal Enlil (su templo)”. El visir de Enlil, Nusku lo busca y lo encuentra descansando en su cama, lo alerta de la muchedumbre enfadada afuera. Estos asustan a Enlil. (Su cara es descrita como "cetrino como un tamarisk ¿..?"), Nusku aconseja a Enlil que convoque a otros grandes dioses, sobre todo a Anu (el dios de cielo) y a Enki (el dios inteligente de las aguas dulces). Anu aconseja que se averigüe quien es el cabecilla de la rebelión y envían a Nusku para preguntar a la muchedumbre de los dioses, cuál es su líder. ¡Las respuestas de la muchedumbre, "Cada uno de nosotros dioses ha declarado la guerra!"
¡Belit-ili la diosa madre (diosa matriz o diosa de utero) está presente, Dejad a la diosa madre crear al descendiente, y dejad al hombre llevar la carga de los dioses! 
Ya que los dioses superiores, ahora ven que el trabajo de los dioses inferiores, era demasiado pesado, deciden sacrificar a uno de los rebeldes, para el bien de todos. Ellos tomarán a un dios, lo matarán, y harán la humanidad, mezclando la carne del dios y la sangre con la arcilla. Luego, Enki , les instruye sobre rituales de purificación para el primer, séptimo y decimoquinto de cada mes, los dioses sacrifican a Geshtu-E, "un dios que tenía la inteligencia" (su nombre significa (piensa) "el oído" o “la sabiduría”) y la humanidad se forma de su sangre y la arcilla. Después de que la diosa madre mezcla la arcilla, toda la tropa de dioses por y la saliva sobre ello. Entonces Enki y la diosa de matriz toman la arcilla en "la habitación del destino, " donde Las diosas madres (diosas matrices o diosas de útero) fueron montadas. 
Él (Enki) mezcló la arcilla en presencia de Ella (Belit-ili, también Ninhursag, o Aruru, o Dingirmakh, o Ninhursaga, o Ninmah, o Nintu/Antu) Que se mantuvo recitando un conjuro, Mientras Enki, se quedaba y presenciaba todo, él le hizo recitar. Cuando ella hubo terminado su conjuro, Pellizcó catorce pedazos de arcilla, y pusó dos juegos, 
Siete pedazos a la derecha, siete a la izquierda. 
Entre ellos, ella dejó un ladrillo de fango. 
La creación del hombre parece ser descrita aquí como si fuera análoga o similar al proceso de hacer ladrillos: el amasado de la arcilla y luego se aprietan las partes que se harán ladrillos. Aquí, los siete partes de la derecha se hacen machos y las siete de la izquierda se hacen hembras. El ladrillo entre las dos, puede ser un símbolo del feto, ya que cuando los trocitos de arcilla están listos a ser "nacidos", su nacimiento es descrito como esto:
Cuando el décimo mes vino, Ella [la diosa del nacimiento] junto a su personal, abrió la matriz. 
Tal como usted pone una espátula de madera en un horno de ladrillos, para quitar los ladrillos (como cuando se saca la pizza cuando esta lista), la diosa de matriz o la comadrona usa un personal para comprobar y ver si la matriz (útero) se ha dilatado bastante para el nacimiento. Después de que los siete hombres y siete mujeres nacen, la diosa de nacimiento da reglas para que se hagan celebraciones en el nacimiento: ellos deberían durar durante nueve días en los cuales un ladrillo de fango debería ser dejado. Después de nueve días, el marido y la esposa podrían reasumir relaciones conyugales.
La solución de los dioses con sus dificultades al principio va bien: los hombres hacen nuevos picos y azadas y cavan canales más grandes para alimentarse, tanto ellos, como a los dioses. Pero después de 1200 años la población se ha reproducido tanto, que Enlil tiene problemas para dormir:
El país era tan ruidoso como un toro que bramaba. 
Los dioses crecían agitados y sin paz, con los disturbios ensordecedores, 
Enlil también tuvo que escuchar el ruido. 
Él se dirigió a los dioses superiores, 
El ruido de humanidad se ha hecho demasiado grande, 
pierdo el sueño con los disturbios. 
Dé la orden que la -surrupu- (enfermedad) estalle. 
La plaga estalla, pero Atrahasis, sabio, apela a su dios Enki para que le ayude. Este le aconseja que haga que la gente deje de rezar a sus dioses personales y comience a rezar y a ofrecer sacrificios al dios de la plaga, Namtar. Namtar se siente tan avergonzado por este espectáculo de atención que él limpia "lejos sus manos" y declara el final de la plaga.
Después de otros 1200 años, la humanidad nuevamente se ha multiplicado al punto que se violan las ordenanzas de Enlil, sobre el ruido. Esta vez Enlil decide una sequía para reducir el número de habitantes, y consigue que Adad, el dios de las lluvias de los truenos, contenga las lluvias. Otra vez Atrahasis apela a Enki, y otra vez él, le aconseja concentrar la adoración en un dios responsable. Adad también se siente avergonzado, y libera su lluvia.
Otros 1200 años pasan, y el ruido se hace enorme. Esta vez, Enlil quiere asegurarse que ningún dios pueda debilitar su resolución, entonces declara "un embargo general de los regalos de toda la naturaleza. Anu y Adad debían guardar el cielo, Enlil la tierra, y Enki las aguas, y ver que ningún medio de alimentación alcance a la raza humana". Además, Enlil decreta la infertilidad:"Que la matriz quede demasiado apretada para dejar al bebé fuera". Las cosas finalmente se ponen bastante mal:
Cuando el segundo año llegó los hombres ya habían agotado lo almacenado. 
Cuando el tercer año llegó las miradas y la belleza de la gente 
Fueron cambiadas por el hambre. 
Cuando el cuarto año llegó Su estampa y porte habían declinado, 
Sus hombros de buen semblante se sentó con los hombros caídos, 
La gente salió ante el público encorvada. 
Cuando el quinto año llegó, una hija miraría a su madre; 
Una madre no abriría la puerta a su hija.... 
Cuando el sexto año llegó 
Ellos sirvieron a una hija para una comida, 
Servida de un hijo para el alimento. 
Aunque las tabletas están rotas y el texto está fragmentado aquí, parece que Enki frustra el plan de “hambre completo” y libera grandes cantidades de pescado para alimentar a la gente hambrienta. Enlil se pone furioso con Enki para la rotura está al mismo nivel del resto de los dioses y el encima yendo contra un plan al cual todos habían estado de acuerdo. Convencido de borrar a la humanidad de la faz de la tierra, Enlil decide dos cosas: Enki creará una inundación para borrarlos y lo forzarán a jurar para no interferir con la destrucción. ¡Enki se opone a la creación de la inundación! ("¿Por qué debería yo usar mi poder contra mi gente? …¡Esa clase de trabajo es para Enlil!"), pero al parecer él finalmente tiene que prestar juramento.
¡Después de otra rotura, el texto continúa con Enki que se dirige a Atrahasis (todavía vivo después de todos estos años!) para advertirle de la inundación inminente. En realidad, Enki habla a las paredes de la choza de caña de Atrahasis para no romper la carta de su juramento:
¡Pared, escúcheme atentamente! 
¡Choza de caña, asegúrese Ud, de asistir a todas mis palabras! 
Desmonte la casa, y construya un barco... 
¡Que la azotea sea como el Apsu que ni el sol pueda penetrar dentro! 
Haga cubiertas (decks) superiores e inferiores, 
al abordar deben ser muy fuertes, 
que el betún [una especie de alquitrán(brea)]sea fuerte. 
Atrahasis junta a los mayores de Shuruppak y pone una excusa para dejar la ciudad: dice que Enki y Enlil están enfadados el uno con el otro y que Enki me ha mandado(ordenado) que vaya al borde del agua. Cosa que hace, y allí él construye su barco y lo llena con cada tipo de animal (el texto está fragmentado aquí) y su familia. Adad comienza a tronar, y enfermo con el destino inminente ("su corazón se rompía y él vomitaba la bilis"), Atrahasis sella por encima la puerta del barco con el betún. La tormenta y la inundación resultan para ser más que los dioses negociaron para:
Como un asno salvaje que grita los vientos aullaron, 
la oscuridad era total, no había ningún sol.... 
Como para Nintu la “Gran Amante”, 
Sus labios se resecaron por la escarcha. 
Los grandes dioses, los Annuna, 
Estaban sedientos y hambrientos. 
La diosa miró y lloró... 
La gran diosa de madre se queja amargamente de los defectos de Enlil y de Anu como funcionarios con poder de decisión, y llora por los humanos muertos que "obstruyen el río como libélulas." También, "ella añoró la cerveza (en vano)." Ahora esto es la vuelta de los dioses, para pasar hambre: "como la oveja, ellos sólo podrían llenar sus tráqueas del balar. / Sediento como ellos, estaban sus labios / Descargados sólo la escarcha de hambre ". Después de siete días y noches de lluvia, la inundación disminuye, Atrahasis desembarca y ofrece un sacrificio. Los dioses hambrientos huelen la fragancia y se juntan "como moscas vuelan sobre el ofrecimiento". En otro pasaje mutilado del texto, la gran diosa se entusiasma y jura con un collar, con el que ella recordará la inundación. Enlil descubre el barco y está furioso, sabiendo que sólo Enki podría haber sido bastante inteligente para pasar con este nuevo truco. Enki admite que él advirtió a Atrahasis, "ante el desafío" de Enlil: "Me aseguré que la vida fuera conservada". El texto está fragmentado en este punto, pero al parecer Enki persuade Enlil de adoptar un plan más humano (menos drástico) para tratar con el problema demográfico y ruidoso. Enki y la diosa de matriz Nintu deciden que de allí en adelante un tercio de las mujeres no dará a luz satisfactoriamente: un demonio Pasittu "arrebatará al bebé del regazo de su madre" . Ellos también crean varias clases de mujeres de templo a las que no permiten tener niños.

Fuentes: 

Wikipedia

http://html.rincondelvago.com/mitologia-mesopotamica.html 

H. Obermaier, A. García Bellido y L. Perricot.

Última actualización: 12/Feb/2014
Publicado el 12/Feb/2014

Gracias por el Aporte, Tekai... LLevo estudiando durante años los pueblos de la cultura mesopotámica, es extenso y la información no es fácial de recabar. Me alegra que alguien más contribuya desde este aspecto, aunque lo expuesto aquí es la punta del iceberg de lo que se puede encontrar, por difícil que sea... Un abrazo y muchas bendiciones.

Cerrar