Arcano I. El Mago III. Correspondencias

Etiquetas:

Temática » Adivinación » Tarot

Tipo de contenido » Grupos de Estudio » Grupo de Tarot » Teoría » Correspondencias

Publicado el 18/Ene/2013

.Arcano I. El Mago III. Correspondencias

 

Este artículo forma parte de un conjunto mayor, basado en el trabajo de investigación del grupo de Tarot de Ekiria, integrado por Arabella, Bethel, Clowreed, Feldkhon, Melina, Oh-Drac-Sir y Tekai.

 

Podéis consultar los artículos del Mago en los siguientes enlaces:

 

Arcano I. El Mago I. Simbolismo

http://www.ekiria.org/content/arcano-i-el-mago-i-simbolismo

 

Arcano I. El Mago II. Comparativa entre barajas

http://www.ekiria.org/content/arcano-i-el-mago-ii-comparativa-entre-barajas

 

Arcano I. El Mago III. Correspondencias

http://www.ekiria.org/content/arcano-i-el-mago-iii-correspondencias

 

Arcano I. El Mago IV. Práctica

http://www.ekiria.org/content/arcano-i-el-mago-iv-practica

 

Correspondencias:

 

Número: 1. Principio creador. Individualidad.

 

Representa: El estado autoconsciente de la mente, la atención.

 

Cualidades personales que desarrolla: La atención, la concentración.

 

Planeta: Mercurio. Recorre el zodíaco en 12 meses. Órbita solar 88 días.

 

Domicilio: En Géminis y Virgo, destierro en Sagitario, caída en Piscis, regente de las casas 3 y 6. YO PIENSO - YO ANALIZO

 

Naturaleza: Andrógino, masculino-femenino, seco-frío, comprensivo.

 

Elementos: Tierra (Sobre las correspondencias elementales de El Mago, ver debate más abajo)

 

Animales: Ibis, mono, golondrina.

 

Alquimia: extracción (del bello)

 

Gemas: Ágata, ópalo.

 

Perfumes: Estoraque, sándalo blanco, lentisco, macia.

 

Familia: Favorable a la procreación (fecundidad potencial en la mujer y virilidad en el hombre)

 

Medicina: Aviso de posibles problemas en los ojos o en el corazón

 

Profesiones: Artesano, empresario, abogado, comerciante, político, mafioso.

 

Árboles y/o plantas: Orégano, palma, verbena y estimulantes cerebrales como la cafeína o el cacao.

 

Zona del cuerpo que rige: Glándula pineal.

 

Chakra: Ajna o tercer ojo.

 

I Ching: afinidad con el hexagrama 1. Lo creativo y con el 3 la dificultad inicial.

 

Magia: la preparación física y mental necesaria para actuar debidamente en el terreno mágico.

 

Astrología: el Sol en Leo

 

Metales: Mercurio.

 

Color: Amarillo.

 

Nota musical: Mi. Vocal: I. Grandes sinfonías. Ritmo metrónomo en géminis 99 y en Virgo 66.

 

Letra hebrea: Beth, casa, tienda de campaña. Primer letra doble. Valor numérico 2, letra B.

(Otros autores señalan como su letra Aleph, siempre hay polemica entre esta letra y El Mago con El Loco).

 

Sendero del árbol de la vida (Cábala): El 12 que une Kether con Binah.

 

Nombre místico: Mago de poder.

 

Inteligencia: De transparencia.

 

Arcángel: Mikel.

 

Poderes: Estar por encima de toda aflicción y temor. Don de lenguas, conocimiento de las ciencias y curación mental.

 

Cubo del espacio: Arriba.

 

Divinidades y Mitología:

Mitología Egipcia: Ptah, Thoth

Mitología HIndú: Hanuman, Rama.

Mitologia Sumerio-Babilónica: Enki, Ea, Nabu (como mercurio)

Mitología Griega: Hermes.

Mitología Romana: Mercurio.

(Ver más abajo debate sobre las Divinidades atribuidas a El Mago)

 

Tattwas: Prithivi.

 

Punto cardinal: Arriba.

 

Objeto mágico: La vara, el caduceo.

 

Figura: El octógono.

 

Figura geomántica Albus (Blanco, la iluminación, lo justo), Conjuctio (La reunión, la conexión).

 

Posición en la Rueda del Año:

El Shaman se encuentra en el lado opuesto a La Suma Sacerdotisa, en el cuarto de la Rueda que abarca el Aire, desde Imbolc (1 de febrero) hasta Beltane (1 de mayo), representando aspectos de Magia, Protección y Visión interior. Así mismo se puede contemplar la Rueda como el gran Árbol de la Vida, en el cual el Mago ocuparía el corazón central junto con el Loco, la Suma Sacerdotisa y el Mundo, siendo los cuatro arcanos mayores guardianes de nuestro propio mundo interior, el corazón del árbol.

 

Diversos autores como Portela lo vinculan con la Tierra, pero tenemos que considerar que de Imbolc a Beltane es un periodo de transición donde no se dá un elemento puro, sino que están combinados el elemento Tierra y el elemento Aire. Se está dejando atrás el elemento Tierra para avanzar hacia el Aire, y todo y que aún hay mucha tierra, está en los dos elementos al mismo tiempo, en la unión de ellos.

 

El loco estaba saltando entre dos mundos y el Mago entre los elementos y ambos se contemplan como la parte más interior de la rueda (vista como una sección del árbol de la vida), porque aunque se ubican de alguna forma temporal, son dos de los cuatro pilares, de los guardianes a nivel arquetípico de nuestro mundo interior.

 

 

Mensaje:

 

AL DERECHO: Hacer realidad los sueños, materializar. Ha llegado el momento de actuar. Saber cómo abrirse a la inspiración, al espíritu, y dejar que fluya a través de su ser en el mundo gracias a sus actos y decisiones. Unir el Dios y la Diosa en su interior, unir los cuatro elementos, unir las diferentes partes de su propio ser, para actuar en el mundo antes que reaccionar contra él. El Mago canta sus mundos en el ser.

 

A nivel físico implica fuerza, vitalidad, poder sobre las enfermedades de orden mental o nervioso. En general tendencia favorable de una enfermedad, pero no implica su curación (la posibilidad de curación se relacionaría con la siguiente carta que saliera en la tirada).

Al lado del Sol es una confirmación positiva de la pregunta realizada.

 

AL REVÉS: Flujo creativo y materializador bloqueado. Puede que haya una parte de sí mismo que no esté integrando y por lo tanto esto lo mantenga incompleto y bloqueado. Falta de voluntad por propósitos confusos. Advertencia sobre el abuso de poder.

 

También significa engaño, el mago como prestidigitador que aparenta lo que no es. Seguido del arcano de La Luna, ya sea al derecho o al revés, indica peligro de caer en un ardid o trampa. Si además de La Luna también se acompaña del Diablo puede indicar que nos han hecho algún trabajo.

 

 

Combinaciones entre cartas:

 

Combinaciones positivas

 

El Mago con el Sol y la tercera carta puede ser cualquiera de oros, copas o bastos = Prosperidad consolidada, el que actúa a la luz del sol no tiene miedo de nada: todos sus actos son rentables y no sólo en el terreno sentimental.

 

El Mago con los Enamorados y la tercera carta puede ser cualquiera de oros, copas o bastos = El amor es creativo. Los enamorados son capaces de todo: hasta de volar. Felicidas conyuga, el amor te ha transformado totalmente.

 

Combinaciones negativas

El Mago con el Diablo y el Ermitaño = Muy malas amistades. Maldiciones y ofensas.

 

El Mago con el As de copas invertido y Dos de Espadas = Derrotas amorosas y debilidad amorosa.

 

 

 

 

Fuentes: 

 

El tarot de los druidas, Philip y Stephanie Carr-Gomm

El tarot, sabiduría y poder. J.A. Portela

Sallie Nichols: Jung y el Tarot

Última actualización: 25/Ene/2013
Publicado el 18/Ene/2013

Lecturas complementarias

Y si el Mago hablara...

Alejandro Jodorowsky y Marianne Costa


Estoy en el presente. Cualquiera que sea la acción que deseo emprender, ha llegado la hora de iniciarla. Todo mi porvenir está en ciernes en las decisiones que tomo en este instante. Haced como yo: ved todos los momentos en que no sois vosotros mismos, en que no vivís en el aquí y ahora, que es el momento de la eternidad y lugar del infinito. ¿A qué esperáis? Deshaceos de esos fardos inútiles que son los restos del pasado y el temor al futuro. Encarno la energía que llamamos consciencia. Estoy absolutamente presente aquí, en este cuerpo, entre otros cuerpos, en un espacio y un tiempo dados.

No estoy separado de lo que me rodea. Soy consciente de la multiplicidad asombrosa de todo lo que es. Os invito a vivir conmigo este inventario. Sed conscientes de todos los espacios, de toda la materia: árboles, planetas, galaxias, átomos, células. Si soy consciente, no soy sólo un espíritu limitado en una forma determinada, me convierto en la totalidad de la obra divina.

¿Cómo ser consciente? Es sencillo: no debe haber pasado en vosotros, ni futuro, sólo un momento, el momento cósmico. Hay que cortar de una vez por todas con las desviaciones del ego, las antiguas heridas. Hay que desprenderse de todo plan, de todo sufrimiento, de toda programación. Entonces se llega a la luz de la consciencia. Si estás vivos, para vosotros, en el instante, la muerte no existe. Habéis sufrido pérdidas en el pasado y puede que las sufráis en el futuro, pero aquí y ahora no hay nada perdido. Aspiráis quizá a perfeccionaros, a mejorar vuestras vidas, ppero en el momento no hay aspiraciones. Estáis ahí, con todo vuestro potencial.

Yo, el Mago, me sitúo en este cruce de la eternidad y del infinito que llamamos presente. Soy fiel a todo lo que soy; mi cuerpo, mi inteligencia, mi corazón, mi fuerza creativa. Mi mesa de color carne tiene sus tres pies plantados en el suelo (*), me arraigo en alguna parte de la diversidad y, desde ese punto, actúo. Entre la infinidad de los posibles, elijo uno, mi moneda de oro, punto de tracción que me llevará a la totalidad.

(*) Se refiere a la mesa del Tarot de Marsella

 



Apolo y el Mago

Melina

La visión que tenemos hoy en día del Dios Apolo difiere de la compleja deidad que era para los antiguos griegos. Muchas veces se confunden Apolo y Helios, llegando a decir que Apolo es el Sol, siendo este Helios. La fusión de Apolo y Helios no se da hasta el siglo III de nuestra era. Apolo tenía una disciplina religiosa que lo caracterizaba, y era la iatromancia. El iatromantis es el médico-vidente, o sea, lo que actualmente llamamos chamán. Esta característica tan apolínea se fue desvinculando del dios con el tiempo y cogió fuerza en su hijo Asclepio. Pero es importante recordar que es una característica de Apolo, ya que en el dios se conjuga la videncia con la sanación. Las sanaciones llevadas de la mano de Apolo hacen que la persona tome conciencia de quien es y de su designio divino, estas verdades son reveladas por la Pitia, quien también transmite el mensaje de cómo la persona debe actuar para volver a su verdad. Así pues la sanación de Apolo es la toma de conciencia y el actuar en consecuencia.

En la carta del Mago, esta toma de conciencia es revelada por el atillo abierto en el altar mostrando nuestras herramientas internas. Así que el mago, como vidente, puede ver lo que hay encima de la mesa, y como sanador actuar en consecuencia.

Otra característica del Mago es su capacidad para entrar en un estado alterado de conciencia. Pues bien, las enseñanzas de Apolo incluyen la práctica de la incubación, donde se dice que la persona no está dormida ni despierta. Seguro que este estado a todos nos suena, no?

Apolo en la antigua astrología regía a Géminis, los mellizos, y su signo opuesto en la rueda zodiacal es Sagitario, o sea, Artemisa, su hermana gemela. Con el cambio de nombre de los dioses griegos a los romanos, se cambió por completo la regencia planetaria, y ahora interpretamos que Géminis está regido por Hermes (Mercurio) y que Sagitario lo está por Zeus (Júpiter). Pero si queremos entender los dioses griegos nos hemos de sumergir en su mundo, en la antigua mirada para comprender, y luego ya decidirá cada cual qué sirve mejor a sus propósitos.

Apolo también es conocido como el dios de la música, pero él tenía una composición que lo caracterizaba, el Peán, una música ordenada y clara en contraposición al Ditirambo de Dionisio, que era una música que llevaba al desenfreno con el fin de romper los propios límites. Dionisio y Apolo se complementan, uno tiene que romper las estructuras internas y el otro reordenarlas de nuevo. Dionisio está en el Loco, él es quien nos cambia la vida con un solo paso, y luego llega Apolo, que nos ayuda a ver quienes somos ahora que estamos abiertos a ello gracias a Dionisio y nos insta a actuar en consecuencia.

Tampoco se puede olvidar que Apolo tenía la capacidad de traer la enfermedad, no sólo de curarla, y esto también lo puede hacer el Mago según su criterio. No toda la magia es creativa, sino también destructiva, y a veces necesaria como un paso previo a la creación. Las enfermedades que Apolo trae son de dos tipos, o enseñanzas a través de la enfermedad o justo castigo. Así que esta imagen del dios Apolo bello y bueno es una invención moderna. Él, al igual que su hermana, son justicieros por excelencia pudiendo llegar a parecernos, a través de nuestros mortales ojos, crueles. ¿Cuantos magos que empiezan quieren vengarse o hacer justicia? La justícia de Apolo devuelve el equilibrio, el Mago justiciero mal entendido puede crear deudas kármicas.

Otra pregunta que podemos formularnos para ver la relación de Apolo y el Mago es, ¿Para qué quiere el Mago hacer magia? Y la respuesta última, por muchos rodeos que demos, es para sanar. Sea sanar una relación, una enfermedad, un trauma, un desequilibrio en la tierra... La magia bien empleada siempre es sanadora

Última actualización: 28/Ene/2013
Publicado el 25/Ene/2013

Mago y Torre invertida significan que se consigue solucionar un problema o salir de una situación problemática y preocupante. 

Si alguien conoce otra interpretación soy toda ojos.

Cerrar