Evocación de Flagae (chaos familiaris) usando espejo negro

Etiquetas:

1. Corriente / Sistema » Alquimia

2. Tipo de contenido » Práctica

3. Dificultad » Alta Magia

Publicado el 28/May/2011

INTRO.
Al hablar del famulus, familiaris, del familiar, lo primero que acude a nuestra mente es el clásico gato negro de mirara intrigante y profunda, esperando por cumplir los designios del brujo; pero lo cierto, es que más allá de este clásico estereotipo, existen varias clases de familiares que ascienden en jerarquía, según el Poder de su Señor o la esfera de actividad del Mago.
CLASES DE FAMILIARES:
El familiar de menor rango, llamado típicamente "mascota", es aquel que acompaña al Mago (a) o Brujo (a) estando físicamente encarnado en un animal, como puede ser un gato, un perro, un búho, etc. Generalmente, estos tienen un estrecho vínculo psíquico con sus amos, lo cual les permite comunicarse fácilmente mediante telepatía, sin necesidad de vocalizar.
La segunda clase de familiar es una criatura astral que se vincula o arraiga al Mago en cuestión, con el propósito de ayudarle en sus tareas. Este vínculo puede provenir de vidas pasadas; ya sea porque ambos buscan los mismos propósitos prácticos y tienen las mismas metas evolutivas; o porque trabajan en el mismo plano y el trabajo de uno encuentra su continuidad en el trabajo del otro. Algunos familiares de este tipo tienen forma animal, aunque otros no. Algunas "mascotas", después de fallecidas, regresan en esta modalidad. Los totems o "animales de poder" entran en esta categoría de familiares.
La tercera clase de familiar es un espíritu elemental, que puede ser creado artificialmente por el propio Mago o atado para concentrar las fuerzas propias del elemento del que surgió natural y originalmente. Generalmente esta clase de familiares son conocidos como elementarios, y son aquellos que se pueden atar a determinado objeto, que será el que sirva como contenedor de su Esencia. Así, vemos esta clase de elementales artificiales habitando un espejo mágico, un anillo, una botella, un cristal, etc.
La cuarta clase de familiares son conocidos como manes o lemures, y se trata de humanos desencarnados o de la entidad de alguien que, después de fallecido, ha permanecido entre los mundos sin completar del todo su transición a los Reinos Superiores de la existencia. Los llamados "Ancestros" entran en esta categoría, así como algunos "guardianes" de menor rango, y los "guías voluntarios" o también los "maestros menores".
La quinta clase de familiar está abarcada por los espíritus conocidos como Flagae, a partir del nombre acuñado por Paracelsus. Este familiar, también llamado Genio, es uno de los aspectos o facetas del Daemon personal. Mediante él podemos vincularnos a los Daemones o Espíritus del Octavo Cielo (estos están mucho más allá de los planos astral, mental, etérico..., puesto que ya habitan en los reinos propios del Espíritu Puro; de aquí que sean aquellas Almas que han alcanzado la Apoteosis y se han liberado del Destino y de los ciclos de vidas y muertes, entrando a la Esfera de la Resurrección). La esfera de actividad de estos Flagae es el Caos, y son habitantes propios de él. Este tipo de familiar sólo puede contactarse a través del Espejo Negro (como representación de la Primera Materia, o por medio de la Primera Materia misma, si el practicante ya vibra en un nivel más elevado que ella. Generalmente, esto último--el usar la Primera Materia como el Espejo del Arte que es--sólo se logra trabajando con el enfoque de la conciencia del Daemon o Maestro Interno), y sólo obedecerá a alguien que ya haya establecido un vínculo tangible y real con su propio Maestro Interno, Yo Superior o Daemon. Este familiar, sabe todo lo que es, fue y será, puesto que está en relación directa con el Mysterium Magnum.
OBJETIVOS DE LA PRÁCTICA: Los objetivos son de lo más variados, considerando que el Flagae puede responderle al Mago todo lo que éste desee, y mostrarle en el espejo negro todo lo que el Mago solicite. La única condición es que este último no deje de vibrar en resonancia con las energías propias del Caos, porque si esto llegara a ocurrir, el flage se verá limitado al no lograr servirse de un vínculo real y tangible con su Señor. Hay que considerar que para que exista la comunicación, debe existir un vínculo que le permita al Espíritu mostrarle al Mago lo que él desea, en lenguaje que éste comprenda. De otra manera, no se logrará gran cosa, e incluso el Flagae puede llegar a desconocer a su Señor, rechazando cualquier contacto o aproximación entre ambos (DarkAlchemist: esto hace poco me ocurrió, y sólo porque absorbí demasiadas energías negativas de alguien completamente extraño a mí, y ciertamente la experiencia no fue nada agradable).
Sólo para listar, algunos objetivos a considerar serían:
--Conocer cosas ocultas sobre el mismo practicante.
--Conocer cosas ocultas sobre otras personas (esto sólo servirá si el Mago tiene mayor poder que la persona a la que desea "ver" o investigar; y si ambos tienen el mismo poder, entonces habrá que considerar el nivel de desenvolvimiento de la conciencia del Mago, y si éste puede enfocarse en su propio Daemon; si logra esto, no habrá barreras que pueda imponerle la simple conciencia de otro)
--Conocer la influencia y resultados que pueden tener sus operaciones mágicas en los distintos niveles de la Realidad.
--Contactar, por medio del Flage, a las distintas Inteligencias y Espíritus Superiores de las esferas del Caos, así como a los Espíritus del Octavo Cielo, inclusive los Maestros, conocidos como "Señores del Caos".
--Conocer Archivos del Libro de la Vida del propio practicante o de otras personas (sea de esta vida, de las llamadas "vidas pasadas"--tanto posibles como probables como actuales--, de vidas paralelas, etc...). Aquí, las limitaciones sólo las impone la conciencia del propio practicante, así como las únicas limitaciones a la luz eléctrica, sólo las impone el foco o bombilla que la transmite.
--Conocer las respuestas a las incógnitas de la Realidad, de la Esencia y de la Existencia
PRÁCTICA:
--El laboratorio se sahúma con alguna esencia de incienso purificador. De preferencia, romero.
--El practicante debe disponer de un círculo mágico para establecer su espacio sagrado dentro de él. De preferencia, este círculo debe ser el Ouroboros.
--Una vez consagrado el círculo, el practicante toma un trozo de pergamino consagrado y con tinta negra (también debidamente exorcisada), debe dibujar sobre él el Sello mediante el cual establecerá contacto con el Flage. Para hacer esto, el practicante debe enfocarse en la Esencia del Espíritu, que será la propia de aquella esfera que sea su "casa espiritual" (la Energía propia de alguno de los Siete Cielos, o inclusive del Octavo).
--Después de haber mantenido su conciencia enfocada en la Esencia de esa esfera por unos 10 min. el practicante procede a plasmar el sello en el pergamino. En este punto, debe enfocar su conciencia en su Presencia (esto es; en su Ser, en el Sí Mismo, en su Alma, en su Yo), ya que así, logrará estar de pie en el puente que une al YO Superior o Ser Interior con el ego o ser externo. Sólo cuando haya logrado la fijación de su conciencia externa en la Conciencia de Su Yo, procede a plasmar el sello en el pergamino.
--Ahora, el practicante debe relajarse lo más profundamente posible hasta lograr que su conciencia inferior entre en un estado de total receptividad mental. Logrado esto, sólo debe concentrar el curso de sus pensamientos en su Genio personal, y bajo esta influencia mental, plasmar el sello, el cual le será inspirado por el propio Genio o Flage.
--Este sello, debe colocarlo en la parte de atrás del Espejo Negro (el cual, de preferencia, debe estar hecho de ónix u obsidiana), de manera que no quede visible. Luego, con la misma tinta negra, plasma el mismo sello en la superficie reflejante del Espejo Negro.
--El practicante toma asiento y colocando el espejo frente a su campo visual, mira fijamente el sello plasmado en la superficie reflejante, dejando su mente en completo vacío y todos sus sentidos sutiles en silencio; este gesto, lo prolonga por cerca de 5min.
--Ahora, el practicante enfoca su vista en el sello que ha plasmado en la superficie del espejo por unos 2 min. y luego la proyecta más allá, a través del mismo sello. Esto lo hace imaginando que la superficie no refleja, sino que está hecha de líquido negro.
--Cuando el practicante logre ver que aparecen nubes o visiones indefinidas y cambiantes en la superficie líquida del espejo, debe ir más allá de ellas, adentrarse más en la profundidad negra.
--Hecho esto, el practicante procede con la siguiente evocación:
Espíritu del Caos,
morador de los mundos donde la obscuridad es luz consciente
y el crepúsculo es el amanecer.
Tú que eres Yo del otro lado del espejo
(aquí el practicante pronuncia su nombre mágico tres veces, y luego otras tres veces invirtiéndolo)
Tú que eres la voz que me guía en el silencio
Tú que eres el que pronuncia mi nombre con la voz sin palabras
Escúchame tú cuyo nombre es rayo-luminoso-que-se-proyecta-de-mi-Ser
Tú cuyo nombre es reflejo-inverso-mío
en el universo de la luz continua,
de la luz que no concibe ningún pensamiento excepto el de sí misma
Aparece ahora ante mí en este espejo
puerta entre tu universo y éste donde habito
Aparece y asume las formas de lo conocido;
muéstrate como mi reflejo
y responde todo aquello que requiero

--Terminada la entrevista, el practicante despide al Flagae, diciendo:
"Tú eres Yo del otro lado del espejo; mi reflejo inverso; mi voz que se transmite en mis silencios. Tú eres Yo, y hasta el día en que despertemos juntos, permanece conmigo, y atiende a lo que te pido en este universo, mientras llega el día en que el mundo sombra y el mundo reflejo sean una extensión de la imagen de sí mismos en el espejo cósmico que une a ambos universos. Somos Uno en el Espejo del Caos en el que se reflejan los mundos. Duerme ahora para la luz invertida de este universo, y despierta a la obscuridad eterna del mundo primigenio. Ahora duerme, ve en paz, y atiende a mi llamada la próxima vez que mi Voz te llame en el Silencio"
--Cuando el flage se haya retirado, se retira también el sello que se plasmó con tinta sobre la superficie reflejante del espejo. Retira el sello del anverso también, y lo guarda cuidadosamente en su libro de hechizos o envuelto en un paño de terciopelo negro. Este mismo sello le servirá todas las veces que sea necesario evocar al flagae.
BIBLIOGRAFÍA:
--Libro del Ente espiritual. Paracelsus.
--Philosophia Sagax. Paracelsus.
--Los Elementales. Franz Hartmann
--Summoning Spirits (Evocación de Espíritus). Konstantinos
--De Occulta Philosophia (Filosofía Oculta) Cornelius Agrippa. Libros 3 y 4
--Theurgia (Sobre los Misterios Egipcios)--Iamblichus
--Familiar Spirits. A practical guide for witches and magicians. (Espíritus familiares. Una guía práctica para brujos y magos). Donald Tyson.

COMENTARIOS Y CONSULTAS:

Gamanelius

Cita de: DarkAlchemist
incluso el Flagae puede llegar a desconocer a su Señor, rechazando cualquier contacto o aproximación entre ambos (DarkAlchemist: esto hace poco me ocurrió, y sólo porque absorbí demasiadas energías negativas de alguien completamente extraño a mí, y ciertamente la experiencia no fue nada agradable).


Master, una pregunta, esto que mencionas, que el flage te desconozca puede tener efectos adversos en el practicante, entraña algún peligro o pueden darse efectoa colaterales por ello?
Gracias desde ahora 😄
Obscurum per obscurius, ignotum per ignotius, Gamanelius

Dark Alchemist


Cita de: Gamanelius
que el flage te desconozca puede tener efectos adversos en el practicante, entraña algún peligro o pueden darse efectoa colaterales por ello?


Saludos, Gamanelius 😄
Respondiendo a tu pregunta: Depende el motivo por el cual te desconozca; pero, afortunadamente, esto se da muy pocas veces. Y generalmente, sólo se apartan del "extraño" sin buscar afrontarlo.
¿Peligro? Únicamente si tus energías son demasiado densas, y "chocan" con las energías caóticas, y las corrompen, transformándolas en entrópicas en tu propio campo, ya que una sobrecarga así raramente es tolerada por alguien sin sufrir principios de enfermedades físicas, sobre todo en las vías respiratorias y en la piel. 
Los efectos colaterales de que un flagae te desconozca...Sólo eso: que las energías del practicante choquen con las del Flage, cosa que ya sería rara, por fortuna.
Espero haber respondido satisfactoriamente a tus preguntas 😉
LVX plena.

Gamanelius:

Cita de: DarkAlchemist
Los efectos colaterales de que un flagae te desconozca...Sólo eso: que las energías del practicante choquen con las del Flage, cosa que ya sería rara, por fortuna.


Master, saludos 😁 Pero que ocurre cuando se da este choque?...De verdad me gustaría saberlo antes de experimentar, de verdad que si, para estar preparado si se da cualquier cosa. Gracias, de antemano, y LVX plena 😁
Obscurum per obscurius, ignotum per ignotius, Gamanelius

Dark Alchemist:

Saludos, Gamanelius,
Eso depende mucho de cada caso en particular, y del grado de compatibilidad de las energías que se ven involucradas. Si las energías son compatibles, se da una "sobrecarga", que puede provocarte mareos o algo semejante...Puede perturbarte emocionalmente o hacer que te sientas "mal" físicamente y emocionalmente. En el caso de que las energías no sean compatibles o sólo muy poco, el "choque" que se da puede desencadenar una alteración súbita en las energías del ambiente; como si las hiperactivara, o puede que también las energías etéricas presentes a tu alrededor sean cambiadas de polaridad, al extremo opuesto en el que vibren. Se pueden dar muchas alteraciones, pero en general, se dan éstas, y en particular, sólo con ligeras variantes en el fenómeno.
LVX plena
😄


Última actualización: 28/May/2011
Cerrar