Meditación y práctica para encontrar trabajo

Etiquetas:

1. Corriente / Sistema » Varios » Trabajo

2. Tipo de contenido » Práctica » Meditación

3. Dificultad » Magia Intermedia

Publicado el 3/Abr/2011

MEDITACIÓN Y PRÁCTICA
PARA LOGRAR LA REINSERCIÓN LABORAL UTILIZANDO LA ROSA DEL DESIERTO:

por ∞8∞

(Para más información sobre la Rosa del Desierto, vean este post de Mineralogía Oculta:http://www.ekiria.org/content/la-rosa-del-desierto)

Objetivos:

- Disponer al sujeto de nuevas perspectivas para afrontar su situación.
- Transformar en el sujeto el flujo de energías que han estado mal dirigidas.
- Reorientar positivamente al sujeto sobre sus estrategias de acción.
- Auxiliar al sujeto a dirigir la realidad, a través de su voluntad, para así lograr su objetivo, con la ayuda de la acción conjunta del consciente y el meta consciente. 

Catalizador para la meditación: Rosa del desierto.



Elementos componentes del catalizador: Tierra, Aire, Agua, Fuego.

Formación del catalizador a través de la acción conjunta de los elementos que lo componen: La rosa del desierto es una roca de origen sedimentario que se forma capa tras capa gracias a la acción conjunta del Sol de día (Fuego) y la humedad de noche (Agua) que junto a la acción del viento (Aire) sobre la arena (Tierra) da lugar a la peculiar cristalización que caracteriza sus formas cuasi geométricas que le otorgan singular belleza y cuyo parecido superficial a las rosas hacen que se les atribuya tal nombre. Suele crearse en entornos áridos, desérticos, donde las temperaturas extremas y dispares hacen posible la fusión de los elementos para obtenerla. 

Símbolos del catalizador para la meditación:


Desierto: Lugar árido, sin agua para saciar la sed. Problema.

Rosa del desierto: Rosa de los vientos, brújula, guía. Solución del problema.

Proceso de meditación (leerlo por completo antes de comenzar):

Tenemos la rosa del desierto, que nos guía en esta meditación (si no la tenemos materialmente podemos al menos utilizar su imagen bidimensional para que esté presente físicamente para nuestra vista). La sujetamos entre las manos, palpando sus formas, o visualizándolas, luego podemos depositarla sobre nuestras piernas mientras realizamos el ejercicio. En este momento podemos realizar ejercicios de relajación a través de la respiración, conectando con nuestros Chakras, presentándole a cada uno de ellos nuestra rosa del desierto.

En este desierto simbólico en el que nos encontramos necesitamos agua para saciar nuestra sed, por tanto cogemos un cuenco o recipiente circular, (a ser posible metálico u opaco, no traslúcido) y lo llenamos de agua. Importante no encender velas, ni inciensos, ni tener a nuestra vista ningún otro elemento que estimule nuestros sentidos más que los descritos.

Debemos tener en cuenta que este ejercicio debe realizarse de noche, si es posible a la luz de la Luna, podemos también poner un espejo en el fondo del recipiente de tal manera que se vea reflejada la Luna en él. A continuación procedemos a formar ondas en la superficie del agua a través del movimiento de nuestros dedos, jugando suavemente, disfrutando de la sensación.

Este ejercicio del agua sirve para lograr fijación sobre el presente y desconectar los patrones temporales de pasado y futuro, centrándonos sólo en las sensaciones visuales y táctiles, sin divagaciones, o bien fijar nuestra divagación exclusivamente en la luna y el recipiente lleno de agua.

Antes de comenzar a entrar en este lugar atemporal debemos realizar una visualización de protección energética, en la que nos imaginaremos como si un haz de luz blanca accediera a nosotros desde nuestra coronilla hasta nuestros pies y nos proporcionara una burbuja completa y absolutamente llena de esta luz y en la que nosotros estamos dentro, con una sensación de bienestar y seguridad, incluso de regocijo y calor interno en nuestro pecho, en el plexo solar. 

En este ejercicio podemos convocar un guía espiritual que nos ayude a interpretar la meditación. Un ejercicio interesante en este caso es el siguiente:

Alguien nos irá dictando palabras en una lengua extraña (el lenguaje de los ángeles o una lengua antigua sacada de los registros akásikos, para saber más sobre esto ir aquí: http://www.ekiria.org/content/liberacion-del-lenguaje-espiritual-personal) y nosotros les daremos la imagen que nos viene a la cabeza al oír esta palabra, intercalará estas palabras con otras palabras clave en este caso como “Agua”, “Tierra”, “Viento”, “Dinero”, “Desierto”, “Rosa”, “Trabajo”, “Noche” etc., y luego se utilizará las palabras que se nos vino a la mente al escuchar las palabras en la lengua desconocida, por ejemplo si nos dijeron “gostela” y dijimos “estrella”, ahora nos dirán “estrella” para lograr otro resultado. Finalmente se relacionarán los resultados conseguidos. 

Podemos pronunciar también la siguiente estrofa:

“Tengo la Rosa de los Vientos entre mis manos
Rosa formada en el desierto, oriéntame como el chacal
Yo te sumerjo en el Mar primordial
Y te ha hago ascender como el Sol hacia los cielos,
Así desposo a los elementos a través de la rosa,
Que se unifica con el Todo,
Y en el Todo omnisciente Todo lo conoce y me responde,
Quien busca ya tiene su flor
Que despierta y se abre como su corazón
Desde el fondo de sí mismo”.


En nuestro caso particular, cuando realicé este ejercicio con una amiga apareció una guía, probablemente un elemental del agua por el nombre que usó, que nos ayudó a resolver el rompecabezas para hallar la solución. Si se da, ofrecer con calidez la mayor gratitud.

Análisis y resultado final de nuestro ejercicio:

Hay un instinto animal que es la ambición por conseguir el objetivo, pero esto provoca desesperación y dispersión de la energía. 

La Rosa del Desierto representa las piedras en el camino, como Hermes dejaba piedras en el camino a los viajeros perdidos para encontraran de nuevo el camino, es la guía.

El viento no mueve a la Rosa, el viento mueve a la Tierra para formar la Rosa del Desierto. No se trata de moverse mucho para lograr el objetivo, esto crea indecisión, no saber dónde ir ni dónde acabar, frustración, demasiado viento… Si te mueves mucho, siempre estarás perdido, la rosa de los vientos sólo puede indicarte una dirección si te mantienes quieto. Si te mueves constantemente no harás más que confundirte. Por tanto quien busca el trabajo debe focalizar su energía y no dispersarla. Si sigue su instinto animal y su ansiedad echando muchos curriculums para que le llamen, provocará la reacción contraria, nadie le llamará, o si le llaman no sabrá si aceptar la oferta con seguridad porque no sabe lo que busca realmente.

Por tanto debe centrarse en un objetivo, paradójicamente esta pasividad dirigida es más útil que la actividad desenfrenada y dispersa, debe transformar su pensamiento erróneo.

Para transformar esta idea utilizará el elemento fuego, quemará sus curriculums de golpe, bajo el Sol, dejando atrás toda esa energía negativa y la necesidad y ansiedad que le provocaba y le bloqueaba una verdadera salida porque necesitaba más seguridad en sí mismo. Aquí está el Sol, el elemento fuego, el Sol que da calor (seguridad) une los trozos de la piedra y da luz para ver.

La Rosa se forma capa sobre capa sedimentaria, tierra sobre tierra, camino sobre camino, es decir, la experiencia de la vida, debe focalizarse en aquello que tenga más experiencia.

El elemento agua era fundamental para solidificar la piedra, esto se daba de noche en el desierto. Una buena idea es que siembre un árbol y lo riegue todas las noches. Debe crecer desde dentro de la tierra, desde dentro de sí mismo y darse de beber en las noches más oscuras. 

Finalmente así debiera despertar su intuición y encontrar la fuerza interior y la seguridad para centrarse en el objetivo que verdaderamente desea. 

Creado por: Zoe, espíritu guía y Elohim Eleazar

Aclaración sobre el espíritu guía espiritual:
El Guía Espiritual puede ser creado artificialmente por la unión de ambas conciencias, atrayendo un guía del Inconsciente Colectivo.

Última actualización: 27/Abr/2011
Cerrar