Meditaciones con cristales

Etiquetas:

1. Corriente / Sistema » Magia Natural » Mineralogía

2. Tipo de contenido » Práctica » Meditación

3. Dificultad » Magia para aprendices » Para todos los públicos

Publicado el 2/Abr/2011

Hola a todos, quiero compartir con vosotros una meditación muy sencilla, que se debe hacer con nuestro cristal personal.

Os pongo la más básica, pero espero poder ampliar el tema con otras más desarrolladas.

MEDITAR CON CRISTALES (la pirámide sencilla):

Como en todas las meditaciones, uno debe elegir un lugar tranquilo, donde se sienta a gusto, rodeándose del ambiente que le resulte agradable (incienso, música, etc.), con ropa ligera y cómoda que no nos oprima.

Esta es una meditación muy sencilla, en la que vamos a construir una estructura piramidal imaginaria.

OBJETIVO:

Con la estructura piramidal, creamos el espacio que contiene la energía de nuestro cristal personal y de cualquier pensamiento proyectado. De esta forma, hacemos un trabajo de interiorización, enfocado hacia un estado de ánimo o algo que queramos superar.

PROCEDIMIENTO:

1º- Debemos sentarnos hacia en norte, con las piernas cruzadas (posición de loto) o sentado en una silla con los pies planos sobre el suelo, de la forma en que nos resulte más cómodo.

Sostén tu cristal personal (el que uses para meditar, programado previamente, o el mineral que tú designes por sus propiedades para ayudarte en el objetivo de esa meditación) en la mano izquierda o con ambas manos sobre tu regazo (a mi personalmente me gusta más sostenerlo entre las dos manos).

Cierra los ojos y realiza 3 inspiraciones cortas llenando los pulmones, pero conteniendo la respiración contando hasta 3 en cada una de las inspiraciones.

Entonces realiza 3 espiraciones cortas por la boca, expulsando todo el aire de los pulmones. Repite el ritmo de respiración 2 o 3 veces, como lo veas necesario (nota: en las meditaciones, lo principal para entrar en un estado de relajación es la respiración, pero no os agobiéis si no podéis seguir un ritmo concreto… amoldarlo a vuestro sistema respiratorio, de forma que terminéis con una respiración rítmica y suave que os relaje, que llene vuestros pulmones).

2º- Cuenta hacia atrás de 9 a 1 mientras sigues respirando, para establecer poco a poco una pauta de respiración más profunda, de una forma natural y rítmica. Mentalmente, ordena a tu cuerpo que te devuelva a la conciencia plena en unos 15 minutos. Os sorprenderá la precisión de vuestro reloj biológico… auque a veces hay que “activarlo” con práctica pues estamos demasiado acostumbrados a depender del control “externo” del tiempo.

3º- Continúa con los ojos cerrados y piensa en un color para trabajar en esta meditación, acorde a tu estado emocional o a lo que quieras conseguir con esta meditación. Os pongo un breve resumen de las propiedades de los colores, que coincidirán con los colores de los chakras:

COLOR

PROPIEDADES

USO

Rojo

Fuerza, poder

Falta de vitalidad

Naranja

Autoconfianza, valor

Inseguridad, dudas

Amarillo

Felicidad, estimulación

Miedo, estrés, tensión

Verde

Curación, equilibrio

Enfermedad, egoísmo, celos

Azul

Paz, serenidad

Nerviosismo, inquietud

Índigo

Intuición, conciencia

Indecisión, bloqueos

Violeta

Creatividad, iluminación

Carencias espirituales

Blanco

Pureza

Protección

Como ya sabréis, el blanco abarca toda la escala cromática en él, por lo que es el más completo y sirve para todos los demás.

4º- Construye mentalmente una pirámide de 4 lados alrededor de tu cuerpo, de forma que su vértice quede a unos 20 cm de tu cabeza. Mentalmente, gradúa los lados de la pirámide desde el vértice hasta el suelo, de forma que los dos extremos traseros queden detrás de tu cuerpo y los delanteros a cada lado de tus pies.

Una vez construida la pirámide imagina cómo se llena de una luz del color que hayas elegido.

5º- Siente la energía de la pirámide creada y fluye mentalmente con esa energía que has creado.

Si notas alguna zona de la pirámide donde no llega bien el color, se trata de una zona alterada, así que debes dirigir mentalmente más energía de color a esos puntos.

Una vez conseguido, deja que tus pensamientos fluyan libremente, de forma que gradualmente vayas entrando en un estado alterado de conciencia (es posible que necesites varios intentos para conseguir una meditación completa, pero como en todo, hay que practicar).

6º- Cuando hayan pasado los 15 minutos, cuenta lentamente de 1 a 9.

Respira profundamente, empieza a sentir de nuevo tu cuerpo y tu mente, mientras imaginas como la estructura piramidal se disuelve.

Abre los ojos y tómate tu tiempo para incorporarte,

COMENTARIOS: Una vez finalizada la meditación, opino que siempre es bueno mantener un poco más la posición para valorar lo que sientes, para ser más consciente del trabajo interior que acabas de hacer.

Se puede repetir varios días a la misma hora, de froma que nos vayamos amoldando a la práctica, al manejo de energía de nuestro cristal y a la profundización interior.

Espero que os haya gustado.

Fuente:

Robert Garret: La Magia de los cristales.

Última actualización: 2/Abr/2011
Cerrar