Reiki

Etiquetas:

2. Tipo de contenido » Teoría » Glosario

Publicado el 25/Sep/2011

El reiki es una practica en la cual se canaliza energía de un ser hacia otro. Bien puede ser la energía propia o la energía divina de Dios, para sanar una enfermedad tanto física, como emocional e incluso espiritual.

La palabra japonesa Reiki significa "Fuerza Vital Universal".
Esta energía adopta diversas formas y está presente en todo lo que tiene vida. Es la esencia de quienes somos como seres humanos; es una parte integral de nuestro ser.

Cuando nuestro "Ki" es fuerte, nosotros estamos física, emocional, mental y espiritualmente sanos. Cuando nuestro ki está en un nivel muy bajo, podemos enfermarnos o desequilibrarnos en varias formas. Una de las maneras en que podemos reabastecernos de Fuerza Vital es usar Reiki.

Cuando un practicante de reiki hace contacto a través de las manos, transmite esa energía ya sea a sí mismo o a otra persona.

Reiki tiene un efecto equilibrador, armonizador y desbloqueador tanto en la persona que lo recibe como en quien lo transmite. Cuando experimentamos Reiki ya sea con nuestras propias manos o recibiéndolo de algún iniciado, sentimos que nos calma y relaja. Grandes curaciones en todos los niveles suceden a partir de este estado de quietud y armonía.

Es excelente para reducir "stress" y fortalecer el sistema inmunológico. Muchos profesionales de la curación como terapistas físicos, psiquiatras, psicólogos, kinesiólogos etc., han empezado a combinar Reiki con los métodos de curación que ellos usan habitualmente. Reiki tiene su propia inteligencia y sabe qué es lo que cada persona necesita. La energía va directo al lugar donde quien la recibe necesita curación. Al comenzar el tratamiento la energía puede empezar a trabajar en un nivel totalmente diferente al que nosotros habíamos anticipado. Reiki siempre nos muestra la oportunidad de efectuar una curación a un nivel tan profundo como estemos preparados... A veces sentimos que no estamos listos para confrontar aquello que aflora a la superficie; cuando es así Reiki actúa de una manera muy suave, apoyándonos sin invadir en lo absoluto nuestro momento interno.

Reiki es energía universal, viva e inteligente, por lo cual tomar una sesión de reiki es el comienzo de un nuevo paso hacia una vida equilibrada, sana y feliz.

Como se dijo se pueden utilizar dos métodos para canalizar energía hacia la parte enferma de una persona, haciéndola sanar, estas formas pueden ser.

Canalizando la Energía de Dios: 
Aquí nuestro cuerpo es utilizado como canal para hacer fluir a través de nosotros todas la bendiciones de Dios, concentrándolas en la parte que se encuentra enferma.

Utilizando Nuestra Energía: 
Nosotros al ser a similitud de dios también poseemos energía creadora. La diferencia es que cuando ocupamos nuestra energía para sanar a una persona, Se requieren cantidades descomunales, y no cualquier persona puede hacer esto sin tener mera practica. Además como bien ocupamos nuestra energía, Nos agotamos.

El Reiki se asocia al color verde, que es el color de la sanación y del Amor. El verde corresponde al Chakra cardíaco, relacionado con el Amor incondicional.

El Reiki toma como símbolo al bambú, que por su simplicidad, su resistencia al viento, su rectitud y perfección, puede representar el funcionamiento de la energía. La rectitud del bambú, su perfección al proyectarse en las alturas y sus nudos, representan las etapas de nuestro camino interior, de nuestro crecimiento y de nuestra evolución.

Todos podemos ser un canal de Reiki, no hay límites de edad ni exigencia previa alguna, y cuando lo somos nos convertimos en un medio por el que fluye la energía del Amor universal.

En ese momento se abre ante nosotros un mundo nuevo, es como si se abriera una puerta que nos permite el acceso a otra realidad.

En su origen, el hombre tenía sus canales de energía intactos, pero después, con el individualismo, el egoísmo y el orgullo, estos canales se fueron estrechando llegando a retener sólo la energía indispensable para vivir. Un Maestro Reiki puede activar, aplicar y enseñar a otros a transmitir energía Reiki. Lo hace en una ceremonia sagrada de Iniciación o Sintonización.

Mikao Usui fue un médico japonés que re-descubrió el modo de religarnos a la energía vital universal.

En la ceremonia de Sintonización, todos los canales del cuerpo son re-activados, proporcionando el poder de sanar y armonizar a todos aquellos a los que imponemos las manos. Una vez que el canal está abierto, es para toda la vida.

Este proceso se complementa con la utilización de mantras (sonidos) y yantras (formas) que tienen el poder de potenciar la energía y romper las limitaciones de tiempo y espacio.

El sistema Usui de Reiki está compuesto por cuatro niveles energéticos:

* El primer nivel actúa en el cuerpo físico y lo llamamos Despertar, ya que despierta nuestra consciencia a algo nuevo y abre en forma definitiva el canal de sanación.

* El segundo nivel trabaja con las emociones y los pensamientos, lo denominamos Transformación porque con la incorporación de los símbolos se puede sanar a través de la distancia y el tiempo. Con los símbolos además, se abre un panorama de múltiples posibilidades de sanación y de protección.

* El tercer nivel actúa en la consciencia del individuo y lo llamamos Realización. En este nivel trabajamos con el símbolo maestro que nos permite ampliar e intensificar los anteriores. Este nivel sirve para armonizar y sanar a un gran número de personas, a una multitud, incluso a países y lleva al alumno a encontrar su verdad y a tener en claro su misión.

* El cuarto nivel actúa espiritualmente y se denomina Maestría. La persona que es sintonizada como Maestro de Reiki recibe los conocimientos para iniciar a nuevos reikistas. El Maestro, al recibir la Maestría, asume el compromiso de transmitir el Reiki de la forma que viene siendo realizado desde el re-descubrimiento, según la tradición del Sistema Usui y además, amplifica su canal energético al máximo.

Símbolos Reiki

Última actualización: 24/Oct/2011
Publicado el 24/Oct/2011

Hola Zaphiro, gracias por su artículo, pero como maestro de Reiki, permítame que le haga unas pequeñas correcciones:

 

Comenta que cuando se da Reiki, se puede entregar al paciente energía propia o energía divina de Dios. Cuando te inicias en cualquiera de sus niveles, se le realiza un pequeño rito en el que se le abre aún más el chakra coronario, precisamente para recibir de forma más expandida esa energía universal y cuando da Reiki a un paciente, NUNCA le entregue parte de su energía, sino que canaliza esa energía universal para entregársela tanto al paciente, como a usted mismo.

 

Para definir Reiki de forma sencilla, yo diría que es canalizar energía de la máxima vibración a través del chakra coronario, para regular la energía del paciente y la propia a un estado de mayor vibración, y así sanar cualquier tipo de disfunción energética, que pueda causar problemas tanto físicos, como psíquicos o psicológicos. Esta energía que canaliza el iniciado en Reiki, se entrega al paciente principalmente por los chakras situados en las palmas de las manos, pero también puede ser por los ojos, o incluso a distancia.

 

Otra cosa que quiero dejar clara, es que habla mucho de Dios y bendiciones. Mikao Usui no dijo nada de esto, el Reiki no está asociado a ningún tipo de creencias religiosas. Digo esto para que quede claro que no es necesario tener ningún tipo de creencia, ni fe, para ser iniciado en Reiki.

 

Reiki no se asocia a ningún color, ya que serían todos los colores y todas las vibraciones, no se donde habrá sacado lo de que se asocia al color verde, al igual que lo de que se asocia al bambú.

 

Como anotaciones adicionales, ampliaré algunas cosillas:

- Reiki respeta la ley del libre albedrío, no siendo ético dar Reiki a una persona sin su consentimiento.

- Reiki funciona, tanto en personas, como en animales y plantas.

- No se puede dar Reiki en fracturas de huesos hasta que esté bien situado el hueso partido, ya que Reiki ayuda a soldar fracturas y al estar mal colocado el hueso podría causar problemas.

- No se debe dar Reiki a una persona bajo anestesia.

 

Saludos.

Cerrar