Visualización: Teoría y práctica

Etiquetas:

2. Tipo de contenido » Práctica » Meditación » Teoría

3. Dificultad » Magia para aprendices

Publicado el 9/Ago/2011

VISUALIZACIÓN por - Blade-Munra

(recuperado por Lunablanca)
La visualización es muy importante en las artes psíquicas y en la magia, sobretodo cuando se esta aprendiendo, llegado a un nivel de experiencia ya no es estrictamente necesaria.
El significado de VISUALIZAR es: Representar en la mente conceptos abstractos o que no se han vivido.
En el mundo de las artes mentales el significado es casi el mismo con una excepción, nosotros no representaremos conceptos, sino mecanismos por los cuales llevaremos a cavo nuestra actividad psíquica, por ejemplo, si lo que queremos es practicar la telekinesis, visualizaremos lineas de energía que nos unen con el objeto. No hace falta decir que algo que nos imaginemos no tiene por que ocurrir, si imaginamos que cae dinero, eso no va a ocurrir, pero si imaginamos que nos conectamos a un objeto, bien sea visualizando un cable, lineas de energía, o lo que sea, activaremos los mecanismos mentales que poseemos en nuestro subconsciente.
Ahora nos preguntamos solo imaginando eso, ¿nuestro subconsciente pone en marcha esos mecanismos?, no , necesitaríamos tener la mente en un estado de concentración simple y después empezar con la visualización oportuna.
Si te cuesta mucho visualizar, prueba con leer libros de fantasia, pintar y colorear y demás cosas que desarrollen la imaginación
Ejercicios para visualizar por -Lunablanca
Ejercicio 1
Siéntate o acuéstate cómodamente con los ojos cerrados. Relaja tu cuerpo. Respira profundamente y aquieta tu mente. Imágenes continuarán apareciendo en tu cabeza. Escoge una de ellas, mantén todos tus pensamientos girando alrededor de esa imagen. Retenla todo el tiempo posible y luego libérala y finaliza el ejercicio.
Cuando puedas retener una imagen por más de 5 minutos, continúa con el siguiente ejercicio.
Ejercicio 2
Elige una imagen para retener en la mente. Podría tenerla presente físicamente y estudiarla primero, memorizando cada detalle (sus texturas, colores e incluso el olor). Pides escoger una pequeña forma tridimensional, tal como una pirámide, o algo más complejo, por ejemplo una imagen de afrodita saliendo del mar o una manzana madura.
Después de examinarlo minuciosamente, cierra los ojos y ve el objeto frente a ellos (como si estuvieran abiertos). No vuelvas a mirar el objeto con los ojos físicos sino con tu imaginación mágica (con sus poderes de visualización).
Cuando puedas retener esta imagen durante 5 minutos avanza al siguiente paso.
Ejercicio 3
Este dificil. Visualiza cualquier cosa, preferiblemente algo que nunca haya sido visto. Por ejemplo, usemos un vegetal de Júpiter. Es morado, cuadrado de un metro cubierto de filamentos verdes de 5 centímetros y unos puntos amarillos de medio centímetro. (Este es sólo un ejemplo).
Ahora cierra los ojos y ve (ve este vegetal en tu mente), Nunca ha existido. Tu lo estás creando con tu visualización mágica. Haz real el vegetal. Dale la vuelta con tu mente para que puedas verlo desde todos los ángulos. Luego déjalo desaparecer.
Cuando puedas retener cualquier imagen creada por ti por aproximadamente 5 minutos, continúa con el siguiente ejercicio.
Ejercicio 4
Este es el más difícil. Reten en tu mente con los ojos abiertos, una imagen creada por ti (como el vegetal de Júpiter), Haz un esfuerzo y mantén la imagen visible, real y palpable. Mira fijamente una pared, el cielo o una calle concurrida, pero vea el vegetal ahí. Hágalo tan real que pueda tocarlo. Trata de tenerlo sobre una mesa o en la hierba debajo de un árbol.
Si vamos a usar la visualización para crear cambios en este mundo, y no en el reino oscuro que está detrás de nuestros párpados, debemos practicar tales técnicas con los ojos abiertos. La verdadera prueba de visualización yace en la capacidad de hacer que el objeto (o estructura) visualizado sea real y parte de este mundo.

Por DiosaHecate: 

Primeros pasos de visualización para adentrarse en la meditación o para aprender a usar la visualización en rituales.
Tecnicas de concentración y entrenamiento de la mente. Meditación y visualización.
1.Concentración sobre figuras geométricas: Elija una figura geométrica simple: cuadrado, triángulos, círculo o cualquier otra. Represéntela con tanta fidelidad como pueda. También puede facilitar el ejercicio observando durante varios minutos una figura geométrica dibujada y luego, cerrando los ojos, representándola.
2.Concentración sobre colores: Selecciones un color básico. Manténgalo con la mayor firmeza posible en su mente. Si no puede verlo, recuérdelo, como si desease invadir toda su mente con él. También puede mirar un color durante varios minutos y luego, cerrando los párpados, represéntelo.
3.Concentración sobre figuras geométricas sobre un fondo de color: Seleccione un color y utilícelo de fondo mental, para imaginar sobre él una figura geométrica.
4.Concentración sobre objetos: Selecciones un objeto y manténgalo en la mente. Imagínelo en conjunto y por partes, con la mayor abundancia posible de detalles.
Se que parecen ejercicios un tanto aburridos y "tontos"... pero les aseguro que a muchos les costará mantener estas imágenes por más de 30 segundos en la mente.

Por Perluna: 

Excelente post.
Querría colaborar con un ejercicio básico y muy fácil.
Hace años impartí cursos de relajación y dirigía algunas, pero siempre comenzaba con la misma.
Va a parecer una tontería pero para aquellas personas que les parece algo ambiguo les establecía las bases.
No tiene nada que ver con la magia jeje.
Se trata de visualizar un limón. Improviso cómo sería:
Cierra los ojos y relájate mediante respiraciones profundas.
Imagina un limón. Céntrate en su color, su textura, sus matices... Es muy amarillo? Tiene puntos marrones? EStá un poco verde? Tiene alguna marca visual?
Imagina que lo tienes en tu mano. Sientes su peso, su tamaño, su tacto... Es rugoso?
Acércalo a tu nariz. Siente su olor fresco...
Ahora coges un cuchillo y partes por la mitad el limón.
Observa su pulpa, sus gajos, su color, su brillo. Tócalo y huélelo.
Acércate un vaso y exprime el limón cuanto puedas.
Siente recorrer su jugo tus manos. Siente su acidez si tienes alguna herida... Nota su humedad...
Acércate el vaso a la cara, huélelo.
Ahora bebe un poco.
Abre los ojos.

Bueno, se trata de algo muy común y muy fuerte en todos los sentidos, así que es una visualización muy fácil que ayuda a despegar a aquellos que tienen problemas.
Espero que sea de ayuda.
Bendiciones.

Última actualización: 9/Ago/2011
Cerrar