Banshee

Etiquetas:

Temática » Seres de la Naturaleza y Vieja

Publicado el 29/May/2011

Banshee

De todos los fantasmas, hadas o espantajos irlandeses, la Banshee (llamada algunas veces, localmente, la "Boheentha" o "Bakheenthat" es la más conocida entre el público general: por cierto, los visitantes del otro lado del Canal la clasificarían junto con los cerdos, las papas, y otra fauna y flora de Irlanda, y esperarían que hiciera manifiesta su presencia ante ellos como uno de los espectáculos del país. Es un espíritu con un larguísimo linaje -- ningún hombre puede decir qué tan largo, ya que sus raíces retroceden hasta un pasado oscuro, misterioso. La Banshee más famosa de tiempos antiguos fue la que estaba ligada a la casa real de O'Brien, Aibhill, que rondaba la roca de Craglea sobre Killaloe, cerca del viejo palacio de Kincora. En 1914 E.C. se peleó la batalla de Clontarf, de la que, el anciano rey Brian Boru, sabía que nunca saldría con vida, pues, la noche anterior, Aibhill se le había aparecido para contarle su futuro inminente. El método de la Banshee para predecir la muerte en épocas antiguas difería del que adoptó en el presente: ahora se lamenta y retuerce sus manos, por regla general, pero en los viejos cuentos irlandeses se la encuentra lavando cabezas y miembros humanos, o ropas manchadas de sangre, hasta que el agua se tiñe completamente con sangre humana -- esto tenía lugar antes de una batalla. Por lo tanto, parecería que con el transcurso de los siglos sus atributos y características han cambiado un poco.

La bean-sidhe (mujer de las hadas) puede ser un espíritu ancestral asignado para prevenir a miembros de ciertas familias irlandesas antiguas de la hora de su muerte. De acuerdo con la tradición, la banshee sólo puede llorar por cinco familias irlandesas principales: los O'Neills, los O'Brien, los O'Connors, los O'Grady y los Kavanagh. El matrimonio con otros ha desde entonces extendido esta selecta lista.

Sean cuales sean sus orígenes, la banshee aparece principalmente con uno de tres disfraces: una joven mujer, una matrona imponente o una vieja enrojecida. Estos representan los aspectos triples de la diosa celta de la guerra y la muerte (a saber, Badhbh, Macha y Mor-Rioghain). Usualmente lleva o un manto gris, con capucha, o la mortaja o túnica sepulcral de los muertos que no se confesaron. También puede aparecer como lavandera, y se la ve aparentemente lavando las ropas manchadas con sangre de los que están por morir. Con este disfraz se la conoce como la bean-nighe (lavandera).

Aunque no siempre se la vea, se oye su llamada fúnebre, usualmente a la noche, cuando alguien está por morir. En 1437, al Rey Jaime I de Escocia se le acercó una vidente o banshee que predijo su asesinato en la instigación del Conde de Atholl. Este es un ejemplo de la banshee en forma humana. Hay registros de varias banshees humanas, o profetizas, que concurren a las grandes casas de Irlanda y a las cortes de los reyes irlandeses locales. En algunas partes de Leinster, se hace referencia a ella como la bean chaointe (mujer chillona) cuyo lamento puede ser tan penetrante que hace añicos el cristal. En Kerry, el chillido de muerte es experimentado como un "canto bajo, placentero", en Tyrone como "el sonido de dos tablas que se golpean una con otra"; y en Rathlin Island como "un sonido fino, estridente en algún punto entre el lamento de una mujer y el quejido de una lechuza".

La banshee también puede aparecer en una variedad de formas diferentes, como las de un cuervo con capirote, un armiño, una liebre, y una comadreja -- animales que en Irlanda se asocian con la brujería.

Según, puede aparecer en forma de mujer joven y hermosa o vieja repugnante, su cara siempre es pálida como la muerte y su pelo unas veces es negro como la noche y otras es rubio como el sol. Solamente los habitantes de Irlanda la podían ver, los extranjeros sólo escuchar; cuando una persona oía a una banshee sabía que su fin estaba cerca, los días que le quedaban de vida se podían saber por los gritos de la banshee: cada grito era un día de vida y si sólo daba uno significaba que esa misma noche moriría.

Esto, quiere decir que solo los habitantes de Irlanda la pueden ver, y los extranjeros sólo escuchar.Es posible que tengan otras manifestaciones, según lo que se dice.

Fuentes:

Traducido por Kala de www.irelandseye.com

Última actualización: 29/May/2011
Cerrar