Las brujas de fuego

Publicado el 24/Oct/2011

Por Freyja: 

Las Brujas de Fuego
Hace tiempo unos meses ya, como les había contado en una de mis visitas a Tepic, (Nayarit México)iba en el autobús y vi junto con algunas de las personas que iban conmigo una bola de fuego, íbamos mas o menos por Santa Ma. De Oro Nayarit, una persona que iba en el autobús que vive en la localidad me dijo que esa bola de fuego era una bruja.
Me pareció muy extraño, y decidí buscar un poco mas al respecto.
Del tema hallé casi nada, lo único que encontré en una pagina nayarita fue un film que habla de estas “brujas” pero es todo en otras entidades se habla mas al respecto o bien referencias al respecto de avistamientos OVNIS o sobre helicópteros nocturnos dedicándose a un comercio ilicito, pero esta historia que presento es la platicada por los ancianos de la región.
Cuentan los ancianos que según las leyendas, la tradición, o la el cuento, la historia,, o como se le guste llamar, hace algunos años, se aparecía en el cielo tranquilo y estrellado por las noches de luna llena, unas bolas de fuego que las personas del pueblo de Santa Maria del Oro llamaba nahuales o pájaros maléficos.
Algunos mas pensaban que las brujas o nahuales podían con su poder transformares en cualquier animal, por medio de conjuros, hechizos y palabras mágicas y perpetraban sus encantamientos durante cuatro noches seguidas, cuando los signos aciagos rodeaban las conciencias.
Entonces se transmutaban en bolas de fuego, que rasgaban el cielo hiriendo las tinieblas y irrumpían en las chozas a chupar la sangre de los niños, hacían muñecas de trapo, de barro o de pajilla, llenándolas de púas de maguey y las ocultaban en las cuevas que hay la laguna de Santa Maria del Oro o por la punta del Volcan, el Ceboruco , suministrando además venenos con los que producían trastornos y hacían mal de ojo, y con sólo la mirada, robaban la hermosura y salud de los niños y aun, los hacían morir.
En fin, una de éstas famosas bolas de fuego azolaba la región poniendo asustando hasta la muerte a los lugareños de este poblado. Y al Llegar la noche, las personas se persignaban, prendían velas y rezaban a todos los santos de su devoción para protegerse de los maleficios de “los hijos de la noche”. pero nada servia y estos seres se introducían a las humildes casas para cobrar alguna víctima y al que luego ofrecían como sacrificio al espíritu de los avernos (esta es su versión).
Solo podían ver pasar las bolas de fuego y rezar para esa noche no entrara en sus hogares, y por medio de las rejillas de las chozas se veía el fulgor del fuego cruzando por el poblado
Aquellas bolas de fuego fueron un misterio por un largo tiempo, ya que ninguno podía decir de su procedencia. Inventaban brujas, nahuales y otra clase de seres infernales, a más, de raros, y cuando contaban los sucesos, nadie les creía, dejando el hecho, como fruto de la imaginación calenturienta de los habitantes de aquellos lugares.
Y los fuegos fatuos aparecían cuando la luna asomaba tras el perfil negro del horizonte, saliendo en su mayoría del Lago en la Cima del Volcán Ceboruco inactivo desde hace décadas.
Las historias corrían tras aquellos fenómenos inexplicables, pero ciertos o no, poco a poco, con el paso del tiempo, las bolas de fuego dejaron de azolar a la región, aunque aun se pueden observar cruzando el cielo estrellado en noches de luna llena por la zona comprendida entre Santa Maria del Oro y Xalisco Nayarit. .
Y como estas historias hay tantas más que corren en los labios de los ancianos alrededor del fuego tranquilizador y solemne de los hogares de aquel lugar, y que sólo se llegan a conocer, como se ha dicho anteriormente, en fortuitas ocasiones.

Última actualización: 30/Oct/2013
Publicado el 30/Oct/2013

Seria interesante una expedición para investigar :)

Voluntarios que vivan cerca?

Cerrar